4 TIPS PARA COMPRAR UNA CÁMARA REFLEX USADA

HABER COMPRADO UNA CÁMARA REFLEX USADA PUEDE CONVERTIRSE EN UNA PESADILLA SI NO LA REVISASTE BIEN ANTES DE COMPRAR, Y MÁS AÚN CUANDO EL PRECIO TE HARÍA CREER QUE ESTARÍA “COMO NUEVA”.

LOS ALTOS COSTOS DE LOS ELEMENTOS FOTOGRÁFICOS GENERA QUE HAYA UN MERCADO DE CÁMARAS, LENTES, FLASHES Y ELEMENTOS DE ESTUDIO USADOS, PERO SI SABEMOS MIRAR, PROBAR Y ANALIZAR LOS EQUIPOS PUEDES ESTAR HACIENDOTE DE UNA MUY BUENA OPORTUNIDAD.

PARA QUE ESTO OCURRA CON LAS CÁMARAS TEN EN CUENTA ESTOS SENCILLOS CONCEJOS.

 

  1. REALIZA LA PRUEBA DEL DIAFRAGMA. Cuando cierras el diafragma, la profundidad de campo aumenta; eso quiere decir que hay una mayor área de enfoque y por este motivo, el mugre que pueda estar en el sensor comienza a hacerse más evidente. Toma un par de fotos con un f. 16, y luego con f.22 sobre un fondo blanco; si el sensor está sucio verás como aparecerán puntos negros en las imágenes cada vez que cierras el diafragma.

 

F.22

 

F11

 

 

F 5.6

 

 

 

  1. AVERIGUA EL NÚMERO DE FOTOS QUE HA TOMADO EL LA CÁMARA. La máquina está llena de partes mecánicas, y estas con el uso y el abuso se van gastando. El obturador es una de las partes de la cámara que más se gasta y que determina el buen o mal estado de la cámara; por esto te recomiendo que investigues sobre el número de fotos que ha tomado porque de esta manera sabremos que “tan nueva”, y si el obturados necesitará ser reparado próximamente. Para esto debes tomar una foto, sacar la memoria e introducirla en el computador; entrar a internet a la página https://www.camerashuttercount.com/, y cargar la última foto que habrás tomado allí; después de un par de segundo en la pantalla de tu computador aparecerá cuantas fotos han sido disparadas con aquella cámara.

La esperanza de vida de un obturador de una cámara de gama media es de hasta 45.000 disparos.

  1. OBSERVA MUY BIEN EL ESTADO DE LOS MANDOS. Cuando las cámaras no han sido bien cuidadas, los mandos que rodean la pantalla de la cámara tienden a desaparecer. Aunque parece un problema menor, esto se convierte en algo bastante tedioso de manera cuando no conoces muy bien la máquina y no sabes para que sirve cada uno de los botones.

  1. OBSERVA EL ESTADO DE LA TUERCA DONDE SE INTRODUCE EL TORNILLO DE LA ZAPATA DEL TRIPODE. Cuando una cámara ha sido maltratada por el uso indebido de un trípode, la zapata (o clip) que aferra la cámara a este importante accesorio deja una marca en la cámara, que estéticamente hace que ya no se vea tan nueva. A pesar de esto, esta es una característica que eventualmente podríamos dejar pasar y que no compromete la calidad funcional ni operativa de ninguna cámara.

 

 

Al final lo más importante es comprar con la cabeza y no con el corazón, donde el sentido común debe ser tu mejor aliado.

 

Ya no tienes excusa para no tener tu cámara y salir a tomar una foto de cada instante.